Seleccionar página

Un camino lleno de montañas

Jesús
24 de febrero de 2021
v

Esto de un camino lleno de montañas hace referencia a la historia personal de cada uno. Hoy me gustaría hablaros de eso, que tiene mucho que ver con el sentido de la vida.

Tengo un amigo, profesor de biología, que tiene una percepción de la ciencia extremadamente graciosa y ácida.

Cuando le comento que se ha descubierto que esto o aquello provoca daños en la salud, me contesta que respirar nos oxida, y nos mata un poco. Que el hecho de vivir es, en sí mismo, malo para la salud. Me dice que no recicla porque al final el planeta Tierra será destruido y dará todo igual. No dice estas cosas muy en serio (creo).

Lo importante es que el mensaje que subyace en su discurso es muy sabio: hay que tomarse la vida en serio, pero con ligereza. Vigilar por dónde andamos, pero sin pisar con la atención tan puesta en ir con demasiado cuidado… que si no, no disfrutaremos tanto del camino.

Que sí, que la vida es un regalo. Aunque duela y sea un camino lleno de montañas

He pasado momentos difíciles en el pasado, cuyas consecuencias descubro que todavía me persiguen hoy. No soy especial: tú, que lees estas líneas, también habrás disfrutado de tus victorias, sufrido fracasos… y una buena dosis de términos medios. ¡Espero que más de la parte buena!

La vida consiste en eso, supongo. Subes y bajas. Te mantienes. Bajas. Subes y vuelves a subir. Son ciclos. Pero siempre avanzas, siempre aprendes de las experiencias que te tocan, aunque sea un poco.

Cuando debo afrontar algún desafío, procuro centrarme en una idea sencilla, que me ayuda mucho: la vida es un regalo. Suena un poco a discurso de pensamiento positivo prefabricado por un coach de andar por casa, pero es cierto. Existimos por puro azar, y no nos han cobrado entrada por estas experiencias que nos llevamos al existir. Si no nos gusta, hasta podemos abandonar el barco (aunque en verdad me parece una pena). Nadie nos obliga a nada que no queramos hacer.

Somos libres, al menos dentro de nuestras cabezas, al menos en nuestra forma de pensar.

Una vez más, esa idea maravillosa sobre la vida y la libertad no es mía, sino que parafraseo el extraordinario libro El hombre en busca de sentido, que reflexiona sobre este tipo de cuestiones. Desde luego lo hace con maestría, y por eso lo recomiendo.

Así que sí, es verdad que a veces las cosas no nos salen como queremos, y la existencia se nos pone un poco de cara. Me pasa a mí, a ti y a cualquiera. Creo que lo que nos define entonces es la actitud con la que afrontamos esos desafíos, y avanzamos (o no).

A veces toca disfrutar de los valles verdes

Y, en otras ocasiones, nos toca recorrer un camino lleno de montañas. Incluso trepamos, nos caemos y hay que sacar fuerzas para volver a intentarlo. Eso es una suerte, porque otras veces uno se cae, se mata, y fin de la historia. Es ley de vida. Es parte del regalo, y lo hace más emocionante.

Mi hermano se fue de casa muy joven. En aquél entonces la cosa parecía terrible, y sentí mucho miedo. Me dijo que, aunque a veces toca escalar montañas, después miramos atrás y las vemos a lo lejos, en el camino. Cuanto más avanzamos, más pequeñas nos parecen.

No tiene mucho mérito, ni gracia, vivir una existencia en la que solo recorramos valles verdes. Sería demasiado fácil. Procuro disfrutar a tope esos instantes preciados, ¡son lo mejor! Pero no hay que obsesionarse con la felicidad, porque si no, nunca llega.

Así que cuando las cosas pintan feas, recuerdo a mi hermano y saco el catalejo para volver a ver las montañas recorridas en su tamaño original. Son testimonios de mis victorias ante la adversidad, que me recuerdan que soy capaz de superar desafíos, como el que más. Su mera existencia me da fuerzas para el siguiente ascenso.

Y seguimos en el camino

Subes y bajas. Te mantienes. Bajas. Subes y vuelves a subir. Pero siempre, siempre adelante.

La vida es un regalo, aunque quizá pienses que no tiene mucho sentido en sí misma. Incluso así, y ya que no lo tiene, ¿por qué no elegir disfrutar del viaje? ¿De qué sirve sentarse en el suelo y negarse a caminar? Creo que lo que nos hace maravillosos es saber que, como diría mi amigo biólogo, al final no quedará nada de nosotros, ni de este mundo. Y, a pesar de esa certeza, elegimos el coraje, la valentía que exige cada paso recorrido.

Los viajeros que me he encontrado me han contado un secreto: que las montañas se ven especialmente hermosas cuando son los últimos días en los que se pone el sol sobre ellas. Eso también es parte del regalo de vivir. Por eso, con ligereza, humildad y buen ánimo, nunca dejo de caminar.

Siempre adelante, vengan valles o un camino lleno de montañas.

<h2 style="color:white;font-size:35px">Jesús</h2>

Jesús

JMT Psicología

2 Comentarios

  1. Qué bonita tu entrada. Me gustó mucho y me siento bastante de acuerdo con lo que planteas ¡A seguir caminando, pues!

    Responder
    • Muchas gracias Berenice. Me alegro un montón de que te aportase. ¡A seguir caminando, pues!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Probablemente te interese

Depresión y soledad: ¿cuál es el vínculo?

Es posible que en los últimos tiempos depresión y soledad hayan llamado a tu puerta. Y es que, sin lugar a dudas, la situación mundial de los últimos años no sólo ha provocado la famosa fatiga pandémica, sino también un aislamiento social sin precedentes, que suponen...

Fatiga pandémica: qué es y cómo te afecta

El concepto de fatiga pandémica es muy reciente, pese a lo que es un problema que se estudia (y trata) en psicología (1). Como te imaginas, fue acuñado con motivo de la situación que hemos vivido desde 2020. Me parece relevante hablar de ello, porque me consta que...

Distorsiones cognitivas: qué son y por qué nos causan malestar

Aunque es posible que no hayas escuchado hablar de las distorsiones cognitivas, seguro que las conoces. Cuando acudes a la consulta de un oftalmólogo y ponen a prueba tu vista, colocan unas lentes para hacer diferentes pruebas. Cuando miras a través de ellas, la...

Buscar la felicidad: cómo llegar a ella (sin darte cuenta)

Os preguntaréis qué tiene que ver buscar la felicidad con la serie Vikings, que he disfrutado mucho. El protagonista de esa serie, un líder vikingo llamado Ragnar Lothbrok, soltó en un episodio una perla sobre encontrar la felicidad que me dio mucho que pensar: ¿Quién...

Miedo a morir: más bien miedo no vivir al máximo

Este post sobre el miedo a morir viene a cuento de un documental muy raro sobre un tipo al que llaman "el hombre de hielo", que es capaz de hacer cosas extraordinarias como pasarse horas en agua helada. Lo sé, es una cosa bastante extraña. Pero no os preocupéis,...

Adicción a la recompensa inmediata: un enorme peligro

El otro día estaba escuchando un podcast que profundizaba en los peligros de la adicción a la recompensa inmediata. Duraba dos horas y media y, al final, se reían diciendo que así nadie lo escucharía, porque la gente tiene mucha prisa y quiere contenido rápido. De...